Sede

La severidad y la perfección de las proporciones caracterizan el proyecto de la nueva sede de Udine. Un edificio que se distingue por su luminosidad y que transmite la filosofía y el alma de su empresa. Los espacios se distribuyen en dos niveles, compenetrados con el ambiente que lo rodea, donde la luz es el anfitrión. En la planta baja se exponen los productos y sus espacios están dedicados a la agregación social, mientras que en la primera planta se localizan las oficinas.

La nueva sede se caracteriza por un revestimiento de la estructura en elegante color antracita, que sintetiza las mejores técnicas de construcción a la enseña del ahorro energético. Los amplios acristalamientos modulan la luz del sol y delinean una nueva relación entre el interior y el exterior. Los espacios internos son ininterrumpidos y acompañan la mirada que no encuentra obstáculos; las paredes transparentes modulan los volúmenes y la separación entre los distintos ambientes pasa casi desapercibida.

Para una empresa tan cercana a la naturaleza, ¿cuál es la mejor manera de concretar este vínculo, si no a través del uso de los elementos que la misma naturaleza ofrece? El sol es precisamente el motor principal de la instalación fotovoltaica, colocada sobre el entero bloque del sector logístico, gracias al cual la sede es completamente autónoma en términos de consumo energético, determinando un saldo positivo a favor del medio ambiente y del territorio.
Mattiussi Ecologia dispone de un edificio de alta calidad, desde el punto de vista de las formas arquitectónicas y de los sistemas tecnológicos: máximo ahorro energético, elevado confort para las personas, impacto medioambiental limitado y optimización de las áreas verdes.